Actualmente, alrededor de unas 800.000 parejas españolas sufre problemas para tener hijos, y es muy común tener casos cercanos de familiares o amigos que tienen problemas para concebir de manera natural.

De hecho, actualmente, alrededor del 17% de las parejas en edad de gestar no consigue que llegue el embarazo. Teniendo en cuenta que la edad para tener hijos parece atrasarse cada vez más, el problema de natalidad parece asegurado. Y esto dejando de banda otros factores no relacionados directamente con la concepción, como las dificultades económicas o la elección de muchas parejas de no acabar siendo padres.

Por eso, parece más importante que nunca tener claro qué debemos hacer para facilitar las cosas a nuestro organismo. Y es que parte de lo que no nos deja concebir viene de hábitos de nuestro día a día, negativos para nuestra salud en general, entre ellos los malos hábitos como fumar o beber en exceso.

A pesar de todo, a veces fustigarse por un mal estilo de vida no está plenamente justificado, ya que hasta la friolera de un 10% de los casos de infertilidad no tiene explicación, indican los especialistas. Un punto de vista que no debería ser excusa para descuidar nuestra salud, remarcan.

¿Qué es la infertilidad?

Es necesario tener algo claro: infertilidad no es esterilidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta última se define como la incapacidad para llevar a término un embarazo mientras que la infertilidad es una enfermedad del sistema reproductivo que impide conseguir un embarazo tras un año o más de relaciones sexuales sin protección.

La primera puede venir derivada por dos razones principales: porque los órganos sexuales no funcionan bien, o porque los gametos -óvulos o espermatozoides- son defectuosos. Por su parte, la infertilidad tiene otras razones, no necesariamente dependientes de los órganos sexuales, y que dependen de procesos fisiológicos más profundos.

Entonces, ¿cuáles son las principales causas que dificultan o impiden un embarazo y pueden calificarse de infertilidad?

Hombres y mujeres, igual de infértiles

Los expertos médicos indican que las actuales causas de la infertilidad no aparecen más en un sexo que en otro. De hecho, un 30% de los problemas de fertilidad proviene de complicaciones en los dos miembros de la pareja, a la vez que otro 30% proviene del hombre y otro 30% de la mujer.

Las principales causas de la infertilidad, a pesar de no depender del sexo, sí son diferentes para cada uno de ellos.

Causas de infertilidad en la mujer

El cuerpo de la mujer puede parecer más problemático que el del hombre a la hora de concebir, ya que es ella quien tiene que llevar al embrión y futuro bebé en su interior. Aún y así, como hemos visto, ambos sexos tienen las mismas probabilidades de dar problemas de fertilidad.

En ellas, uno de los principales problemas es la edad, ya que, a partir de los 35 años, su potencial reproductivo baja muy remarcablemente. Más allá de los 40, por otro lado, el embarazo se vuelve extremadamente complicado, ya que se reducen en un 90% las posibilidades de concebir de forma natural.

Otro tipo de problemas son los relacionados con el tubo peritoneal, y uno de los más importantes. Y es que hasta el 35% de los casos de infertilidad en la mujer proviene de una lesión en las Trompas de Falopio, encargadas de llevar los óvulos hasta el útero.

La endometriosis es una tercera causa importante de infertilidad. Se trata de una enfermedad en la que el tipo de tejido que es similar al revestimiento del útero crece fuera de éste, provocando complicaciones de diverso tipo. Lamentablemente, aún no se conoce una causa específica de la endometriosis.

Otras causas para la infertilidad en la mujer pueden tener que ver con otras alteraciones como miomas, enfermedades de transmisión sexual, enfermedades crónicas, diabetes, cáncer, el asma o trastornos depresivos.

Causas de infertilidad masculina

Los problemas relacionados con el funcionamiento del pene y los conductos testiculares suelen ser los que más afectan a la fertilidad en los hombres. Aunque puede tener causas diversas, relacionadas con factores como el estilo de vida, hay unas constantes que se llevan la palma.

Algunas de las más comunes son diversos tipos de alteraciones en el tracto genital que no dejan que el semen circule libremente por los conductos que unen los testículos y el pene. Esto dificulta que el esperma se deposite en el fondo de la vagina durante la penetración.

Además, los problemas de erección, que pueden tener diferentes causas, impiden una buena consecución del coito. Si esto se suma a la poca calidad o cantidad de semen, así como de los espermatozoides que transporta -otra de las causas de infertilidad principales-, concebir se hace prácticamente imposible.

Finalmente, otras causas principales para la infertilidad masculina pueden ser diferentes alteraciones en el pene, como curvaturas muy pronunciadas. No hay que olvidar casos de obesidad extrema, en los que el mal funcionamiento del organismo se puede traducir también en imposibilidad para procrear.

Todas estas razones pueden dificultar mucho la concepción, pero no la imposibilitan necesariamente. Por ello, siempre es recomendable hablar con un médico especialista en fertilidad.

Especialistas en Reproducción Asisitida y Fertilidad en Sarrià – Sant Gervasi

En BCN Medic ponemos a su disposición un listado con destacados especialistas en Reproducción Asistida en Barcelona (Barrios Sarrià, Les Corts, Sant Gervasi, l’Eixample…) , como el Doctor Xavier Nadal. No dudes en visitar su perfil.

Leave a reply