Mitos de la hipnosis

La hipnosis es un estado mental al cual se llega cuando una persona profesional te aplica la disciplina del hipnotismo, mediante una serie de instrucciones o sugestiones preliminares.

Existen muchos mitos alrededor de la hipnosis, tanto porque se haya interpretado de manera errónea o por creencias infundadas anteriormente. Con este artículo, pretendemos destapar algunos de estos mitos para que, poco a poco, podemos confiar en la hipnosis y pensar en ella des del punto vista más médico o profesional.

La persona hipnotizada hará todo aquello que el hipnotizador ordene

Después de la fase de la inducción, a la cual se llega mediante objetos hipnotizadores como un reloj o mediante algún golpe de efecto como una palmada que provoque una interrupción en el patrón del individuo, se llega a la sugestión. En esta fase es en la cual se le da a la persona hipnotizada unas «sugerencias» para que actúe de una manera determinada. Pero estas «sugerencias», como su nombre indica, no son órdenes, sino sugerencias. En ningún caso se puede lograr que el individuo actúe de manera contraria a su código ético o a las leyes de la naturaleza. Normalmente, las sugestiones son alrededor de aquellos aspectos sobre los que no podemos influir de manera normal, como la digestión, la respiración, la imaginación o la memoria.

Podemos distinguir dos tipos de sugestiones:

  • Intrahipnóticas: suceden dentro del trance hipnótico
  • Posthipnóticas: se producen bajo una orden intrahipnótica, después de salir del trance

La hipnosis puede hacernos acceder a vidas pasadas o hablar con personas fallecidas

Todos estos casos de fenómenos extraordinarios hipnóticos que se describen a veces no han estado comprobados por la ciencia. No negamos que hayan ocurrido, pero sí mostramos cierta reserva ante estas historias. Se tiene que tener en cuenta que, en todo caso, esto no es lo habitual.

La persona que entra en trance profundo olvida todo lo que pasa

Hay casos en los que se experimenta algo de amnesia de lo ocurrido mientras se estaba en trance, pero no es algo habitual, salvo que se acceda a recuerdos traumáticos que ya estaban olvidados o que el inconsciente mantenía ocultos. El recuerdo de lo que ocurre durante el trance acostumbra a sufrir una distorsión temporal, ya que el sujeto percibe que pasa menos tiempo del que pasa realmente.

El hipnotizado puede quedarse en trance para siempre

Esta creencia es totalmente infundada, ya que en ningún caso la persona hipnotizada resta en estado hipnótico para siempre. En algunos casos, lo que pasa es que el hipnotizado cae en un sueño fisiológico, del cual se despertará como si fuese un sueño nocturno normal

El hipnotizado restará siempre a la orden del hipnotizador, incluso fuera del trance

Ésto no es posible a no ser que la persona hipnotizada lo consienta o sea algo que desea hacer. Si el hipnotizador lo intentara sin el consentimiento del hipnotizado, este se despertaría del trance, ya que se estaría actuando en contra de su código ético.

No todo el mundo puede aprender a hipnotizar

Todo el mundo es capaz de aprender a hipnotizar, ya que no se necesita de ningún poder especial para hacerlo. Lo que sí que pasa, como en cualquier otra disciplina, es que no a todo el mundo se le va a dar igual de bien. Hay una serie de cualidades que pueden hacer que una persona sea mejor hipnotizadora que otra, como mucha autoconfianza y poder de persuasión. También existe diferencia entre aquellos que usan la hipnosis con fines lúdicos o comerciales (como en espectáculos) y los que lo utilizan como herramienta para dar terapia.

Hay personas a las que no se les puede hipnotizar

Todas las personas somos susceptibles de acceder a un estado hipnótico. Pero hay algunos casos en los que se desaconseja totalmente esta práctica, como en persones con trastornos mentales como la esquizofrenia.

Si bien todas las personas podríamos acceder a este estado, no todas tenemos la misma facilidad. Curiosamente, son los más intelectuales o más dados a trabajar con la mente los que antes pueden quedar hipnotizados.

Hipnosis en Sarriá – Sant Gervasi, Barcelona

Sarriá – Sant Gervasi es un barrio de Barcelona con un alto poder adquisitivo. Este barrio ha crecido mucho estos últimos años y, a parte de ser un barrio muy residencial de la ciudad, también tiene muchas tiendas, comercios y servicios. Por esa razón, Sarriá – Sant Gervasi emplaza también muchas clínicas y hospitales privados donde se puede encontrar asistencia psicológica o psiquiátrica.

Algunos de estos profesionales de Sarriá Sant Gervasi ofrecen terapias y tratamientos basados en la hipnosis. En este barrio de Barcelona podemos encontrar una gran variedad de ofertas médicas y psicológicas, por lo cual te recomendamos investigar si estás interesado en este tipo de tratamiento.

Leave a reply