Anorexia: 10 comportamientos que deberían hacernos sospechar

La anorexia nerviosa, conocida simplemente como anorexia, es un trastorno de la conducta alimenticia (TCA) que supone un grave riesgo para la salud de las que lo padecen. Esta enfermedad se basa en la pérdida masiva de peso, el miedo a aumentarlo y, sobretodo, en la habitual percepción distorsionada del peso.

anorexia

Más de 400.000 personas sufren, hoy en día, trastornos alimenticios en España. De estos, tres cuartas partes son personas jóvenes, de entre 12 y 25 años, y un 90% chicas. Estas estadísticas resultan ser extremadamente preocupantes, pues no parecen seguir una tendencia a la baja, sino más bien lo contrario. Las causas son muchas, distintas y personales para cada caso, pero los estándares de belleza actuales y la presión social que hay para conseguirlos no parecen ayudar mucho.

La prevención y un diagnóstico precoz aumentan las posibilidades de recuperación de aquellos que sufren de anorexia. Por eso es necesario no tener miedo en pedir ayuda y acudir al médico o a un psicólogo experto si fuera necesario. Asimismo, aquí tienes 10 comportamientos, algunos de carácter físico y otros psicológicos, que deberían hacerte sospechar sobre la anorexia:

  1. Pérdida de peso: sobretodo si es de forma masiva o si el peso perdido no se recupera.
  2. Preocupación excesiva por los alimentos y negación del hambre: las personas con anorexia acostumbran a controlar todo aquello que ingieren y muchas veces se saltan comidas con la excusa de no tener apetito en ese momento.
  3. Fatiga e insomnio: estar siempre cansado y a la vez no poder dormir significa que alguna cosa le está pasando a nuestro cuerpo. Las ojeras debajo los ojos acostumbran a ser un indicador claro y visible.
  4. Ausencia de la menstruación: es uno de los síntomas más claros y de los primeros en aparecer. El cuerpo no es suficientemente fuerte como para aguantar el ciclo menstrual y por lo tanto lo elimina.
  5. Mareos y desmayos: la presión sanguínea se encuentra en niveles muy bajos y los desmayos pueden llegar a ser frecuentes.
  6. Estreñimiento y dolor muscular: al no ingerir suficiente alimentos, nuestro cuerpo reacciona con dolores musculares habituales y recurrentes y con una indisposición para ir al baño de forma regular.
  7. Mirarse continuamente al espejo: se produce una distorsión de la percepción real de nuestro físico, así que las personas con anorexia acostumbran a mirarse mucho al espejo, aunque no vean su verdadero cuerpo. Además, también acostumbran a llevar muchas capas y ropa muy holgada.anorexia
  8. Demasiado ejercicio físico: las ganas de adelgazar y cremar calorías pasan por hacer ejercicio físico, normalmente de forma compulsiva e irracional.
  9. Falta de ganas y sentimiento: los que sufren de anorexia se desconectan del mundo y pierden el interés para los estudios o el trabajo. Normalmente también se pierden las ganas en los hobbies o intereses que tenían anteriormente.
  10. Poca vida social: si se pierden las ganas para las aficiones y el trabajo, también se pierde el interés en las personas. No acostumbran a salir de casa y dejan de banda las relaciones sociales (amigos, pareja, familia) que mantenían hasta el momento. Hay una clara tendencia a un aislamiento que no favorece en ningún caso el tratamiento y la cura de la anorexia.

 

Leave a reply