Detectar cataratas

Las cataratas son una patología oftalmológica común: afecta nuestros ojos y, consecuentemente, nuestro sentido de la visión. Detectar que tenemos cataratas es relativamente fácil, aunque debemos acudir a un oftalmólogo de nuestra confianza como los de Sarriá – Sant Gervasi lo antes posible para poder tratarlas de la forma correcta.

Las cataratas afectan al cristalino, la parte del ojo que se considera nuestra lente natural. El cristalino, de naturaleza transparente, se sitúa en el ojo detrás del iris y delante el humor vítreo. Presenta una forma biconvexa, la cual nos permite enfocar los objetos estén a la distancia que estén, desde los más lejos a los más cercanos.

Factores de riesgo de las cataratas

Dicha patología ocular se caracteriza por tener unos factores de riesgo muy claros, que nos ayudaran a poder detectarla. Aunque los factores de riesgo de una enfermedad o patología no son esenciales para su aparición o su desarrollo, las posibilidades de tenerla aumentan de forma considerable si cumplimos dichas características. Así, debemos prestar más atención si formamos parte de uno, o varios, grupos de riesgo.

Si bien las cataratas se pueden dar en cualquier momento vital, es habitual que se desarrollen cuando tenemos una edad avanzada. Así lo detectan las estadísticas, pues padecen cataratas un 50% de la población mayor de 65 años y un 75% de la población mayor de 75 años.

Este factor será clave para detectar un principio de cataratas. Como más mayores, más posibilidades hay de desarrollarlas. Esta patología ocular, contrariamente a otras enfermedades o deformaciones relacionadas con el ojo humano, se asocia claramente a la edad y la vejez.

Además de dicho factor tan característico, las cataratas también se pueden darse con otros factores de riesgo. La obesidad y la diabetes son dos de los más comunes, además de la ingesta continua de antiinflamatorios y corticoides. Sin embargo, estos factores de riesgo no son tan comunes como la vejez y el desarrollo de cataratas en estos casos puede no producirse.

cataratas sarriá sant gervasi

 Síntomas de las cataratas

Como ya hemos nombrado, las cataratas afectan nuestra visión. El deterioro de ésta será el síntoma más claro que nos hará detectar las posibles cataratas. Las cataratas provocan que no enfoquemos bien los objetos, así que ver de forma borrosa será seguramente nuestro primer síntoma.

Igualmente a la visión borrosa y la perdida de visión, las cataratas también provocan visión doble. Este síntoma se debe también a que el hecho que la focalización de la vista se deba al cristalino.

Al formarse las cataratas, el cristalino del ojo pierde su característica de transparencia y se vuelve poco a poco cada vez más opaco. Eso provoca la pérdida de visión al completo. Puede que veamos manchas negras o que simplemente nuestro campo de visión se haya reducido considerablemente en estos últimos tiempos.

Además de dichos síntomas, los cuales acostumbran a ser los más comunes cuando se padece de cataratas, también se puede producir perdida de colores en la vista, así como síntomas relacionados con la luz: sensibilidad a la luz y baja visión nocturna.

Finalmente, también cabe nombrar que los problemas de visión suelen provocar dolores intensos de cabeza. Aunque éstos suelen aparecer un tiempo después de que nuestra visión deje de funcionar al 100%, hay veces que los dolores de cabeza pueden ser el detonante para que vayamos a nuestro médico especialista de Sarriá – Sant Gervasi a comprovar si tenemos cataratas.

Detectar y curar las cataratas

Detectar las cataratas será más o menos simple si cumplimos alguno de los síntomas anteriores y consideramos los factores de riesgo que pueden facilitar su desarrollo. Acudir a un oftalmólogo especialista en Barcelona, si puede ser en nuestro barrio, Sarriá – Sant Gervasi, será siempre necesario en caso de tener cataratas u otras patologías oftalmológicas.

Una de las características más desconcertantes de las cataratas es que puede aparecer de forma independiente en uno de los dos ojos. De esta forma, podemos no ver a través del ojo afectado por las cataratas, mientras por el otro ojo nuestra visión resulta perfecta. Este hecho puede desconcertar a los pacientes, ya que éstos están acostumbrados a tratar los ojos como un solo objeto y no como dos unidades separadas.

La cura contra las cataratas no existe en forma de farmacología o lentes correctoras, la única opción para poder tratarlas es someterse a un procedimiento quirúrgico. La operación es sencilla y segura hoy en día. Normalmente dicho procedimiento no requiere ni de hospitalización previa o posterior y el período de recuperación es sumamente rápido, puede durar entre tres días y una semana.

Aunque no se pueda garantizar el éxito del procedimiento quirúrgico al 100%, muchas son las personas que salen de la operación con un resultado más que satisfactorio. Recuerda que aquí tienes las 10 consideraciones que debes tener en cuenta antes de proceder a dicha operación.

El sentido de la visión puede verse gravemente afectado por la presencia de cataratas. Cuando antes acudas al oftalmólogo de confianza en Sarriá – Sant Gervasi, antes serán tratadas y antes podrás recuperar la visión. Te dejamos aquí un listado de nuestros centros oftalmológicos de confianza.

Leave a reply