La conjuntivitis puede sonar alarmante, pero este problema del ojo es fácil de tratar, y con unas simples precauciones, se puede evitar.

Cualquiera puede contraer conjuntivitis, sin duda, preescolares, escolares, estudiantes universitarios, docentes y quienes trabajan en guarderías tienen una probabilidad más grande de verse afectados por los diferentes tipos de conjuntivitis contagiosos, debido a la proximidad que se da en las salas con otras personas.

Qué es la conjuntivitis, que causa y cuáles son los principales tipos de conjuntivitis

La conjuntivitis es una inflamación de la cubierta delgada transparente de la parte blanca del ojo y del interior de los párpados (la conjuntiva).

Los principales tipos de conjuntivitis, según su causa son:

Conjuntivitis viral. Ocasionada por un virus, como un simple resfriado. Este tipo de conjuntivitis es muy contagiosa, pero usualmente, desaparece por sí suela en algunos días, sin necesidad de tratamiento médico.

Conjuntivitis bacteriana. Causada por una bacteria, este tipo de conjuntivitis puede ocasionar serios daños al ojo si no se trata.

Conjuntivitis alérgica. Ocasionada por irritantes oculares como el polen, el polvo, la caspa animal en individuos susceptibles. La conjuntivitis alérgica puede ser estacional (polen) o aparecer en brotes durante todo el año (polvo y caspa de las mascotas).

Síntomas de la conjuntivitis

El síntoma principal de la conjuntivitis es una apariencia rosada en el ojo. Los otros síntomas dependen del tipo de conjuntivitis que se contraiga:

Conjuntivitis viral. Llagrimeig y picor en los ojos; sensibilidad a la luz. Pueden estar afectados uno o los dos ojos. Es altamente contagiosa; puede propagarse por la tos o bien, los estornudos.

Conjuntivitis bacteriana. Se observa una secreción del ojo amarillenta o verde-amarillenta y pegajosa en el lado del mismo. En algunos casos, esta secreción puede ser tan abundando que provoca que se enganchen los párpados al despertarse. Pueden verse afectados uno o los dos ojos. Es contagiosa (usualmente por contacto directo con las manos infectadas o elementos que hayan tocado el ojo)

Conjuntivitis alérgica. Llagrimeig, crémor, picor en los ojos; puede estar acompañado de mucosidad y congestión nasal, así como sensibilidad a la luz. Ambos ojos, se ven afectados. No es contagiosa.

Tratamiento de la conjuntivitis

Como es de esperar, el tratamiento también depende del tipo de conjuntivitis contraída:

Conjuntivitis viral. En la mayoría de los casos, la conjuntivitis viral seguirá su curso en un periodo de algunos días sin la necesidad de un tratamiento médico. Un remedio casero es el de aplicar trapos mojados fríos en los ojos, varías veces al día, para aliviar la conjuntivitis, asegúrate de no compartir estos trapos con otras personas.

Conjuntivitis bacteriana. Su oftalmólogo usualmente le prescribirá gotas de antibiótico para los ojos o bien, pomadas para el tratamiento de la conjuntivitis bacteriana.

Conjuntivitis alérgica. Los antial·lèrgic suelen ayudar a evitar o acortar los brotes de conjuntivitis alérgica. Algunas veces es necesario empezar este tratamiento antes de que empiece la temporada de alergias o de brotes alérgicos. Consulta a tu médico por detalles.

A menudo, puede dificultarse el distinguir el tipo de conjuntivitis, solamente a partir de los síntomas (o si otros problemas del ojo o condición de salud subyacente están ocasionando los síntomas).

Prevención de la conjuntivitis

Aquí tenso 10 precauciones simples que puedes tener en cuenta para reducir significativamente el riesgo de contraer conjuntivitis:

  1. Nunca comparta elementos de higiene personal como: trapos, toallas para las manos y pañuelos.
  2. Cúbrete la nariz y la boca al toser Y al estornudar, y evite refregar-té o tocarte los ojos.
  3. Nunca compartas tus lentillas de color o lentes por efectos especiales con amigos.
  4. Lávate las manos con frecuencia, especialmente cuando se encuentran en escuelas o en otros lugares públicos.
  5. Puerta siempre contigo un desinfectante para manos y úsalo con frecuencia.
  6. Limpieza con frecuencia superficies como tablas de cocina, artefactos de baño, teléfonos compartidos, con un limpiador antiséptico apropiado.
  7. Si sufres alergias estacionales, consúltalo con tu médico y él te dirá que puedes hacer para minimizar los síntomas antes de que empiecen.
  8. Si usas lentillas, asegúrate de que sigue los consejos de su oftalmólogo para su cuidado y recambio; utilice correctamente las soluciones de lentillas.
  9. Si vas a nadar, utiliza ojeras de natación para proteger los ojos de las bacterias u otros microorganismos que se encuentran en el agua y que pueden causar conjuntivitis.
  10. Antes de ducharse, usara un jacuzzi o pósate al agua de cualquier tipo. Sácate los lentillas para evitar retener bacterias entre sus ojos y los lentes.

conju3

 

 

Leave a reply