¿Cuándo hay que sacar las muelas del juicio?

Las muelas del juicio son los terceros molares que aparecen en la parte posterior de la boca, pero no tienen suficiente espacio para emerger o crecer correctamente. No todas las personas las tienen por igual, ya que son unas muelas que la genética humana ha ido descartando. Las personas que sí que experimentan su crecimiento pueden llegar a sentir dolor, lesiones en los demás dientes y problemas dentales debidos a la falta de espacio y a la manera forzosa como estas muelas emergen. Además, por su localización, son difíciles de limpiar y pueden hacérseles caries o provocar la enfermedad de las encías.

A causa del dolor que provocan y la dislocación de los demás dientes, es recomendable extraerlas, ya que, además, no tienen ninguna función específica en sí. En algunas ocasiones no es necesario extraerlas, ya que no suponen ningún problema para la persona.

¿Cuándo no es necesario extraerlas?

  • Las muelas están sanas
  • Ya crecieron por completo
  • Tienen la posición adecuada
  • Se pueden limpiar sin complicaciones

Pero, tal como ya hemos comentado, lo más habitual es que las muelas del juicio supongan un problema para la persona que experimentan su crecimiento.

PROBLEMAS OCASIONADOS POR LAS MUELAS DEL JUICIO

  • Pueden quedarse ocultas dentro de las encías. Esto puede desencadenar una infección o provocar un quiste que puede dañar las raíces de los otros dientes o el hueso de apoyo.
  • Pueden emerger parcialmente de la encía. Debido a que esta zona es difícil de ver y limpiar, se puede imantar a bacterias que causan enfermedades en las encías e infecciones orales.
  • Pueden apiñarse con los dientes cercanos y dañarlos.

La extracción de las muelas del juicio se recomienda en personas jóvenes, de manera que las raíces o los huesos de éstas no se formen por completo. Además, la recuperación de esta cirugía en estas personas es más rápida. Es una manera de evitar posibles y muy probables problemas futuros. Hay diferentes síntomas que ayudan a delimitar el momento ideal para plantearse la extracción: dolor, infecciones, sacos de líquido o quistes, tumores, enfermedad de las encías, tener otros dientes dañados o caries extensas.

 

 

Leave a reply