Estrías: ¿qué tipos hay y cómo se quitan?

Las estrías: esas características marcas que tenemos todas en la piel. Las vemos como imperfecciones y nuestro deseo es que ni aparezcan. Pero son inevitables. Cuanto más mayores, más estrías, y en más sitios. Pero ¿sabemos exactamente qué son? ¿cuántos tipos hay? ¿y cómo se pueden reducir? Aquí tienes una guía rápida sobre todo lo que debes saber sobre las estrías y cómo actuar frente ellas.

Las estrías son pequeñas hendiduras visibles en la piel. Se alinean de forma paralela y forman unas marcas muy características. Son el resultado de una rotura de los tejidos dérmicos, apareciendo cuando el cuerpo crece más rápidamente que la piel. Las podemos encontrar sobretodo en las siguientes partes del cuerpo: el abdomen, el pecho, la parte lateral de la cintura, los muslos, las caderas y las nalgas.

Aunque las estrías pueden aparecer en cualquier momento, suelen ser propias de los cambios físicos del cuerpo. Así, suelen surgir en momentos como la pubertad o la adolescencia o el embarazo y la lactancia. Los bruscos cambios de peso (adelgazamientos y engordamientos) también pueden provocar su aparición, además del ejercicio físico en exceso o el culturismo del cuerpo

.estrías

Hay dos tipos de estrías: las rojas y las blancas. Dependiendo de la edad de éstas, tendremos unas u otras.

Estrías rojas

Las estrías rojas o estrías rubra acostumbran a tener un color rojizo, tal como indica su nombre. Pueden también tener un tono violeta o púrpura. Tienen una edad de uno a dos años y presentan este color porqué aún existe vascularización en éstas. Aunque su desaparición es casi imposible, su tratamiento en esta fase es mucho más efectivo para reducirlas.

Estrías blancas

Las estrías blancas o estrías alba son estrías en su fase cicatricial. Presentan un color blanco nacarado y pueden llegar a tener un tono grisáceo. Su reducción en esta fase ya es imposible y los tratamientos suelen ser inefectivos.

Tratamientos efectivos

Como ya hemos dicho, las estrías son prácticamente imposibles de eliminar del cuerpo. Aunque hay algunos tratamientos estéticos efectivos, el remedio más seguro a la hora de combatirlas es la prevención.

Durante los períodos en que pueden aparecer estrías, se recomiendan los masajes en las zonas del cuerpo donde surgen. Dichos masajes son especialmente efectivos durante la fase de embarazo y la lactancia. Además, se pueden usar cremas y aceites reductores, sobretodo cuando las estrías aún presentan vascularización, para reducir su impacto.

estrías

Aparte de los masajes preventivos, otros tratamientos de esta índole son la hidratación de la piel y del cuerpo con agua. Dormir bien y mantener una alimentación sana y saludable son también claves para que el cuerpo no desarrolle estrías.

Otros tratamientos estéticos que pueden reducir las estrías, tanto las rojas como las blancas, son la radiofrecuencia, el tratamiento láser, la radiofrecuencia y la bioregeneracion celular. Se tratan de tratamientos más caros y que requieren de personal y maquinaria especifica. Por tanto, es importante tratarlas lo más rápido posible si se quieren obtener resultados tangibles.

Leave a reply