Según los expertos en salud pública, aún estamos a algunas semanas de alcanzar el pico de contagios. Por lo tanto, si has tenido la suerte de pasar las fiestas sin síntomas como tos o congestión, no bajes la guardia y mantén la precaución. Es bien sabido que las infecciones virales, como la gripe o el Covid, no responden al tratamiento con antibióticos. Estos medicamentos no afectan a los virus y, además, su uso indiscriminado puede generar resistencias.

Sin embargo, los síntomas de estas infecciones pueden aliviarse con medicamentos de venta libre, y es crucial recordar cuándo y cómo usar cada uno. También exploraremos algunos dispositivos y productos que pueden actuar como herramientas para prevenir y combatir las infecciones respiratorias.

  1. Paracetamol:La versión de 650 mg, de venta sin receta, es suficiente para tratar síntomas comunes como dolor de cabeza o malestar general. Se debe tener en cuenta cuándo es más apropiado usar paracetamol en lugar de ibuprofeno.
  1. Ibuprofeno: La versión de 400 mg sin receta es suficiente para tratar síntomas sin recurrir a la versión de 600 mg, que además requiere receta médica y puede ser más perjudicial para el estómago. Es importante tomar los AINES con alimentos para evitar problemas gástricos.
  1. Antigripales: Para síntomas que incluyan congestión nasal, tos y otros, hay disponibles varios medicamentos sin receta que combinan diferentes principios activos según los síntomas. Se debe tener precaución con el uso de pseudoefedrina en ciertos casos.
  1. Suero nasal: Los lavados nasales con suero salino son efectivos para aliviar la congestión nasal. Hay diferentes opciones, como espráis con distintos niveles de presión, que son más seguros, especialmente para los niños.
  1. Espráis para la garganta: En caso de inflamación y dolor de garganta, existen espráis con propiedades antiinflamatorias e incluso con corticoides, disponibles sin prescripción médica. Se recomienda consultar al farmacéutico antes de su uso.
  1. Caramelos para la garganta: Hay comprimidos para chupar con propiedades calmantes, antisépticas, analgésicas o anestésicas, que pueden aliviar los síntomas. Es importante obtener asesoramiento del farmacéutico para elegir el más adecuado.
  1. Termómetro: Los termómetros tradicionales, de pila, son más confiables y se recomienda su uso con la punta flexible. La posición adecuada es con la punta apuntando hacia el techo y luego girando 45 grados para dejarlo en posición horizontal en la axila.
  1. Pulsioxímetro: Es útil tener uno en casa, especialmente si conviven personas de riesgo, para controlar los niveles de oxígeno en la sangre.
  1. Test: Adelantarse a los síntomas y tener pruebas en casa para identificar la enfermedad desde el principio es crucial. Los test están disponibles a un costo asequible y pueden diagnosticar gripe A, gripe B, coronavirus y virus respiratorio sincitial.
  1. Mascarillas: En periodos de alta incidencia, es recomendable seguir usando mascarillas en entornos como centros sanitarios o transporte público. Además, usarlas al presentar síntomas puede proteger a los demás. Cabe destacar que usar mascarillas en lugar de bufandas puede ser más efectivo para proteger las mucosas, ya que respirar aire frío y seco afecta al sistema inmunológico.

Leave a reply