Es evidente que en el mercado hay productos eficaces contra la celulitis pero las cremas no hacen milagros. Usar un producto, por muy bueno que sea, no sirve de nada si seguimos una serie de pautas. Hablamos de ello con la colaboración de www.bellezaactiva.com

  1. Dos vasos de agua en ayunas. Cuando te levantes, bebe de dos a tres vasos de agua.Es un gesto muy sencillo que mejora notablemente el funcionamiento del sistema digestivo.
  2. Por la mañana, una ducha revitalizante. Acabar con un poco de agua fría ayuda a drenar, y los resultados son bien perceptibles.
  3. Hay que cepillar diariamente la piel, con una esponja exfoliante, de forma suave pero constante. Contribuye a eliminar células muertas, mejora la circulación, y ayuda a los productos cosméticos a penetrar mejor.
  4. Aplica bien las cremas anticelulíticas. Por la mañana y por la noche, hazte un masaje, siempre en dirección al corazón, de los tobillos hacia el abdomen. En las piernas basta con
    ir haciendo círculos con ambas manos e ir subiendo con un movimiento de presión ascendente. En el abdomen, hay que hacer círculos concéntricos.
  5. Sube escaleras, pero no las bajes. Cuando subimos activamos el corazón y la circulación, y combatimos la piel de naranja.Pero bajarlas genera un impacto innecesario sobre las articulaciones. Mejor evitarlo. Andar 30 minutos al día, a buen paso, también te puede ayudar.
  6. Aléjate de la calefacción. Las fuentes de calor intensas cer- ca del cuerpo, especialmente en las piernas, empeoran la circulación porque dilatan los capilares.
  7. Vigila con la sal. Es importante moderar el consumo, porque favorece la retención de líquidos. Cuidado especialmente con los alimentos en conserva o los precocinados, porque contienen muchísimo sodio.
  8. El plátano es un gran aliado. Como es muy rico en potasio, mejora la circulación sanguínea. Otros alimentos ricos son el aguacate, la coliflor, las espinacas y las zanahorias.
  9. Nunca más de tres cafés. El café ayuda a drenar pero el exceso de cafeína puede provocar deshidratación. Ponte un límite de tres cafés al día, como mucho.
  10. Evita los leggins y los pantalones de tubo. La ropa demasiado ceñida dificulta la circulación sanguínea y entorpece el retorno venoso y el drenaje linfático. Ahora bien, si te gustan mucho, algunas marcas disponen de leggins de efecto compresivo, que mejoren la circulación de retorno.
Leave a reply